domingo, 13 de octubre de 2013

Tuve la idea de hacer una novela o cuento largo, a medida que vaya teniendo ideas voy a ir publicando y actualizando, así que a mis lectores (si es que los tengo) les digo que por ahí va a aparecer incompleto, pero es porque voy a ir escribiendo de a poco. Estaría muy bueno que me vayan ayudando con ideas de como podría continuar, o como les gustaría que continuara la historia.






Se levanto temprano. Lo despertó su abuela, como siempre pasaba cuando se quedaba a dormir en su casa. Se vistió a ritmo pausado, al compás de un tango que su abuelo siempre escuchaba por las mañana. Miro su reloj y vio que eran cercan de las 6:30 de la mañana. Hay tiempo todavía- pensó, y se encamino a desayunar.

Sentía como una pequeña brisa fresca le daba de lleno en la cara, siempre las mañanas en las que se quedaba a dormir en lo casa de sus abuelos tenían un tono especial, o eso pensaba el. Lo sentía como una pequeña aventura, dormir en una cama ajena, sentir la dureza del colchón, sentir el olor a "viejo" como el lo denominada al olor producido por la humedad mezclada con productos de limpieza. Llego a la esquina esquivando al doberman de los vecinos, siempre le había dado miedo ese perro porque cuando era mas chico lo corrió y tuvo que subirse arriba de un auto y esperar que el dueño del perro lo encerrara para poder tranquilizarse de ese susto.



No hay comentarios:

Publicar un comentario